Inteligencia emocional en la gestión de la Sala

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

PARA REVOLUCIONAR LA SALA DE TU RESTAURANTE ¡INTELIGENCIA EMOCIONAL!

Aplicar la inteligencia emocional en la sala de un restaurante es una verdadera revolución, ayuda a ser más productivo, más rentable, atraer y retener talento, ser más competitivo, diseñar una experiencia única, ser más eficiente… ¡Es el gran secreto de los restaurantes que están llenos!  ¿Cómo lo hacen? se centran en potenciar las fortalezas del equipo y sobre todo optimizan al máximo sus recursos, con un buen entrenamiento cualquiera lo puede lograr.

El proceso no es complejo,  pero hay mucho desconocimiento sobre la inteligencia emocional aplicada al mundo de los negocios y más en la sala de un restaurante, recomiendo lo primero de todo, informarse bien que es el espíritu del artículo.

¿Por qué trabajar con inteligencia emocional?

Como consultor de restaurantes la frase que más escucho es “llega fin de mes y los números no me salen”. Llevo años trabajando para lograr los mejores resultados en el menor tiempo posible, tras años de investigación he detectado tres pilares básicos para lograrlo:

  • Hoy en día, hay que hacer un esfuerzo brutal para captar nuevos clientes y para que vuelvan.
  • En sala es vital comercializar los productos más rentables y buscar incrementar el ticket medio.
  • El problema del servicio en un restaurante son  los picos de trabajo que exigen dar lo mejor al personal para no sufrir coste de oportunidad.

Por mi experiencia la inteligencia emocional da soluciones concretas a estos problemas que van a impactar directamente en la cuenta de resultados de cualquier restaurante:

  • Mediante esta podemos diseñar experiencias emocionales, con ellas podemos transformar a nuestros clientes en fans y con el tiempo en prescriptores.
  • Logramos que nuestros equipos se concentren en lo importante y que puedan aprender más rápido las claves de la comercialización de los productos y técnicas de venta.
  • Y por supuesto es un gran entrenamiento para en situaciones de alto rendimiento y estrés dar lo mejor de uno mismo.

En que consiste básicamente la inteligencia emocional

Es el conjunto de habilidades que nos permiten entender nuestras emociones y las de los demás, estas habilidades con trabajo y entrenamiento nos ayudarán a sentirnos mejor con nosotros y con nuestro entorno, son tan codiciadas porque son la llave hacia el éxito personal y profesional o empresarial.

¿Cualquiera puede hacer uso de estas técnicas de inteligencia emocional?

Por supuesto, el problema es que en España no se les da prioridad, a diferencia de otros países, es ahora cuando se está empezando.

Cuando trabajo con equipos lo primero es enseñarles las etapas que hay que cubrir para poder desarrollar y aplicar las habilidades que veíamos arriba, son cinco etapas:

  1. Auto conocimiento, conocerse a uno mismo para poder entender e interpretar las emociones. El 75% no sabe poner nombre a sus emociones.
  2. Auto regulación, siento una emoción (enfado, alegría, ira…) pues ser capaz de decidir sobre ella. Solo el 10% conoce alguna técnica de control emocional.
  3. Empatía, comprender y entender las emociones de los demás. El 80% no es capaz de reconocer que emoción expresa una persona.
  4. Habilidades sociales, puesta en marcha de la suma de todas las habilidades emocionales. Son determinantes para lograr el éxito en los negocios
  5. Motivación, desarrollar herramientas para auto motivarnos y motivar a los demás. Un equipo motivado es capaz de lo mejor.

¿Qué logramos si aplicamos la inteligencia emocional en la sala?

  • Atraer más clientes a nuestro restaurante y fidelizar a los que vienen.
  • Ser más competitivo que los demás, pues es una verdadera propuesta de valor.
  • Estar preparados para las contingencias que se puedan producir.

Aplicación práctica de la inteligencia emocional en la sala

La inteligencia emocional es 100%  práctica, solo requiere de práctica, veamos tres ejemplos de aplicación en la sala, según la metodología que aplicamos:

  • Primer contacto con el cliente: 1º Recibirle con una sincera sonrisa, 2º Llamarle por su nombre y 3º Un pequeño contacto al sentarle. Estas tres acciones está demostrado que el cliente las percibe como muy positivas y son determinantes para predisponerle a una experiencia única.
  • Si entendemos el lenguaje corporal, con la simple observación desde nuestro rango en la sala, seremos capaces de anticiparnos y detectar lo que necesita un cliente, si el servicio marcha bien… o si un compañero necesita ayuda con su rango.
  • Los manuales de procesos por escrito son claves en cualquier restaurante para estandarizar y homogeneizar el servicio, además son perfectos para trabajar técnicas de gestión emocional.

 

¿Qué es necesario para aplicar la I.E en la sala?

Apostar por el equipo y dar prioridad a la gestión de los recursos humanos. El objetivo final de estas técnicas de inteligencia emocional es ser más competitivo y  productivo, pero sobre todo, son la llave para atraer y retener talento en tu equipo.

Roberto Ruiz Rúa (LinkedIn)

 

¿Quieres unirte
a la revolución en sala?

Etiquetas

¿Quieres unirte a la revolución en sala?

Etiquetas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar