La evolución de la tecnología en el punto de venta

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cuando decimos evolución está claro que estamos hablando de cambios, en el mundo tecnológico los cambios son muy frecuentes y apenas nos da tiempo a asimilarlos. En los últimos tiempos hemos podido observar una gran evolución en todos los sectores relacionado con el consumo, acompañado siempre de una mejora sustancial de la tecnología que se utiliza en los dispositivos.

Paradójicamente, aunque hace más de 20 años que existen los TPV´s en el sector de la restauración, y si bien es cierto que se han realizados avances durante todos estos años, lo cierto es que a día de hoy, todavía quedan muchas cosas por hacer. En el inicio solo era suficiente que los sistemas cumplieran unos requisitos básicos de cobro, tal y como hacían las máquinas registradoras, pero hoy en día es necesario un sinfín de funciones que hacen del software de punto de venta la herramienta que engloba la gestión del negocio por completo. Ya no basta con cobrar, ahora se quiere llevar un control exhaustivo de  todo lo que gire en torno al estable- cimiento: control de empleados, control de stock, sistemas de fidelización y marketing, venta cruzada, sistema de promociones, segmentación de clientela, etc …, y todo ello soportado por un hardware potente y robusto, acompañado por un software rápido e intuitivo que permita a los empleados poder trabajar de una manera ágil y sencilla, y contribuyendo a mejorar la experiencia de compra de los clientes.

Si vamos a cualquier restaurante, es probable que el camarero nos tome nota con un dispositivo móvil, o incluso sea  el consumidor el que pida la comida en una pantalla. Es el concepto  de movilidad y agilidad, tan presente en nuestro entorno, y que es el responsable de que los dispositivos evolucionen para hacer las tareas más rápidas y más eficientes, adaptando la tecnología para mejorar los procesos de trabajo cotidianos, incluso en los establecimientos de restauración. Es indudable que tendemos a resistirnos  a los cambios, y que la novedad produce inseguridad, pero no es menos cierto que ignorarlos no es la solución, de hecho esto nos llevaría a perder competitividad, y a larga sería un factor decisivo en la decadencia de nuestro negocio.

En la hostelería, al igual que en nuestra vida cotidiana, la tecnología pone al alcance de todos soluciones que antes solo eran posibles para unos pocos. Procesos tan complejos como la gestión unificada de varios restaurantes, o la apertura de uno nuevo se han convertido en tareas mucho más simples de realizar y menos costosas, poniendo así al alcance  de todos herramientas que no hace mucho tiempo estaban solo a disposición de grandes cadenas.

Este proceso de democratización tecnológica no acaba aquí, cada vez las tareas tienden automatizarse más, y cada vez son más los clientes que piden nuevas formas de evolucionar que les permita mejorar su negocio. En cierto modo el ciclo está variando, ya no  solo se trata de introducir herramientas tecnológicas en la hostelería, sino también de satisfacer las demandas de los clientes que ya saben la ventaja competitiva que supone automatizar determinado proceso.

Es cierto que en un restaurante el proceso de venta está ligado a una agilidad y complejidad que no es común a otros tipos de negocios. Pero también es verdad que comparte la mayor parte de procesos de cualquier empresa, por tanto se comporta como tal, con sus clientes, productos, proveedores, empleados y almacenes. Donde también es necesario dar entrada a la mercancía, y posiblemente realizar traspasos de un almacén a otro, y sin duda manipularla materia prima para fabricar el producto que finalmente vendemos al cliente.  Esta realidad ha obligado a una profunda evolución en el software de punto de venta.

El TPV ha pasado de ser el sistema de cobro a un sistema de gestión integral, incluyendo el proceso de cobro como una funcionalidad más. Es el encargado de la coordinación entre diferentes departamentos, mejorando la eficiencia del negocio y ofreciendo una experiencia más satisfactoria al cliente. Un ejemplo evidente es cómo la automatización de la captura de comandas ha influido en la relación entre la sala y la cocina (producción). En la sala se toman las comandas con dispositivos móviles, smartphones o tablets, y son enviadas a los puntos de elaboración en la cocina o barra, para ser impresas o mostradas en monitores o ambas cosas a la vez. Esta comunicación entre sala y cocina abre un canal bidireccional entre ambos departamentos. Por tanto no solo las comandas llegan a cocina, sino que también desde cocina podemos gestionar la disponibilidad de los productos de la carta, o notificar de que el plato está preparado entre otras posibilidades.

Sorprendentemente a día de hoy, y a pesar de todo lo que hemos comentado, la mayor parte de empresarios de la  restauración no valora la tecnología del punto de venta, solo se  percibe como el último eslabón de la venta al cliente, cuando le pide la cuenta y han de entregarle un ticket bonito. O bien consideran el TPV como un mueble más de la decoración, con una pantalla mucho más vistosa y elegante que la caja registradora a la que ha sustituido.

Para cualquier empresa es vital conocer los costes, márgenes, ciclos de venta, rentabilidad de productos, es decir, disponer de información del negocio detallada y veraz que permita tomar las decisiones adecuadas en cada momento. En un mundo tan competitivo, nos cuesta imaginar que una empresa pueda perdurar en el tiempo si sus decisiones se basan solo en la intuición y  en la tradición heredada. Ya no sirve pensar que si hay dinero en caja significa que el negocio va bien, la conocida como la “cuenta de la vieja” solo nos llevará al desastre.

El TPV nos da la información necesaria para poder llevar el rumbo de nuestro restaurante con decisiones acertadas, que permitan optimizar los costes y mejorar la eficiencia significativamente.

¿Quieres unirte
a la revolución en sala?

Etiquetas

¿Quieres unirte a la revolución en sala?

Etiquetas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar